Contribución de la PAC al desarrollo del sector lácteo en Portugal

Analizamos la evolución del sector lácteo en Portugal y la importancia de las ayudas de la PAC en su desarrollo

El sector lácteo es, junto con el vitivinícola, el principal motor económico del sector primario en la región Norte de Portugal. En el conjunto del país representa el 12% de la producción final agraria y genera 11.500 puestos de trabajo.

Según los datos del Instituto Nacional de Estatística portugués en 2021 había 7860 ganaderías de vacuno de leche, ocupando el primer puesto las islas Azores, con 3542 granjas y 206.174 vacas de leche y en Portugal continental la región más especializada en la producción láctea es la Norte, con 2355 explotaciones y 176.452 animales, seguida por Alentejo, con 494 granjas y 116.627 animales.

Durante las últimas décadas el sector productor ha experimentado una profunda reestructuración: desde 1989, según los datos del INE desaparecieron casi 100.000 explotaciones y el número de vacas de leche también experimentó una caída de más de 140.000 animales.

Sin embargo, al mismo tiempo la producción de leche en Portugal se duplicó, pasando de las 970.000 toneladas de 1980 a las algo más de 2 millones de toneladas producidas el pasado 2021. Y al igual que en Galicia esta reestructuración fue acompañada de un incremento del tamaño de las granjas (de 4 vacas de media en 1989 a 34 en 2013) y también de un notable incremento del rendimiento medio por vaca.

Para lograr esta mejora de la eficiencia fue clave la modernización de las explotaciones lácteas con la construcción de establos que permitieron un mayor bienestar animal, salas de ordeño que mejoraron la rapidez del proceso o maquinaria agrícola que ayudó a un mejor aprovechamiento de la superficie agrícola para cultivo de forrajes. Y esta enorme inversión realizada contó en muchos casos con las ayudas de la Política Agraria Común.

Temor a la pérdida de apoyos en la nueva PAC

Sin embargo, al igual que sucede en Galicia, las explotaciones de vacuno de leche de Portugal podrían verse claramente perjudicadas en el pago de ayudas por hectárea en la nueva PAC, especialmente aquellas más intensivas y con poca base territorial.

Así, según advierte un estudio de la Católica Porto Business School, “el cambio en las ayudas a los productores de leche podría retirarles hasta un 70% de las ayudas actuales para finales del año 2026”.

Según las estimaciones de la Federação Nacional das Cooperativas de Produtores de Leite (FENALAC) en base a este estudio, la región Norte de Portugal podría ser la más perjudicada, con municipios con una importante cabaña ganadera como Barcelos, que perderían 12,2 millones de euros (un 82% menos); Vila do Conde con 9,2 millones de euros menos (- 83%) o Póvoa de Varzim donde caerían las ayudas en un 84%, con 3,9 millones de euros menos.

En este sentido, el secretario general de FENALAC explica que “la raíz del problema es la intención de la Comisión Europea de que converjan los pagos a los agricultores, igualando los valores en función del número de hectáreas, un proceso gradual que se espera que comience en 2023 y que para 2026 llega a una convergencia del 75%”.

Un cambio que perjudicaría a las ganaderías de vacuno de leche, y en especial a las que cuentan con menos base territorial, puesto que actualmente se benefician de un pago por hectárea cerca de tres veces superior a la media recibida por todas las explotaciones agrícolas nacionales, algo que tendería a igualarse.

En este sentido, Idalino Leão explica que “el problema es que el rendimiento de una hectárea de una explotación de leche en el Entre Douro e Minho, por ejemplo, no es igual al que se produce en una hectárea de otra cualquier región. Lo que está en causa es una propuesta de redistribución injusta. Siendo el componente de los Pago Base más relevante, hay que recordar que esas ayudas se destinan a dar dinero a los agricultores, produzcan o no, solo en función de la superficie agrícola de la que disponen. Por lo tanto, lo que puede suceder es quitar apoyos a quienes producen, para beneficiar a quien quiera solo mantener la tierra, privilegiando regiones con una componente productiva mucho más baja, como Alentejo y el Interior».

APROLEP: “La nueva PAC debe compensar por los servicios que los ganaderos prestan al mediombiente”

La Associação dos Produtores de Leite de Portugal (APROLEP) reclama al Gobierno y a los diferentes partidos de la necesidad de aplicar la nueva PAC sobre el terreno, permitiendo la supervivencia inmediata de los ganaderos.

En este sentido, señala que “el precio bajo de la leche ha sido mitigado, a lo largo de los años, con las ayudas de la PAC, pero al final de 2020, hemos sido alertados por simulaciones de la evolución de las ayudas al rendimiento para los próximos años realizadas por entidades independientes, como la Universidad Católica de Oporto o el profesor Francisco Avilez, que apuntan hacia una enorme reducción de las ayudas anuales a la producción de leche”.

A mayores, destacan que “el Ministerio de Agricultura ha hecho referencias a mitigar esa reducción con un ajuste de los pagos ligados y la introducción de ecoesquemas, con el objetivo de pagar la contribución de la agricultura y de la producción de leche en la lucha contra el cambio climático y en la preservación del ambiente y de la biodiversidad, pero a decir verdad las simulaciones más optimistas del propio Ministerio indican pérdidas brutales en las ayudas al rendimiento de los productores de leche”.

APROLEP considera que las ayudas a la inversión deben contribuir a una producción más eficiente, sostenible y adaptada a las necesidades del mercado, pero deben también ser pagados a través de la PAC los servicios ambientales que los agricultores prestan, expresamente la fijación de carbono y todas las contribuciones para la mitigación del cambio climático.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email